Pasar al contenido principal

Ingenieros industriales reciclan miles de toneladas de pañales para crear productos innovadores

Andrés Kuratomi y Juan David Iragorri, emprendedores que crean productos reciclando pañales
Karen Daniela Ferrín

Creado por: Lola Ferrin

15 de Febrero de 2022

Cuando uno lee que para la fabricación de un solo pañal desechable se necesitan 545 litros de agua, pero que cada año en Colombia 3000 toneladas de estos productos nunca llegan a ser comercializados por razones de calidad, le resulta inevitable hacerse preguntas existenciales. La cosa se pone más crítica cuando uno se entera de que cada pañal tarda nada menos que 500 años en degradarse.

Ante un panorama tan abrumador y que representa al 3% de las pañaleras en el mundo, es sencillo agradecer la labor de personas como Andrés Kuratomi y Juan David Iragorri, dos ingenieros industriales que desde hace siete años concibieron un proyecto con el que le están dando un respiro al planeta.

Estos egresados de Icesi y Javeriana Cali, respectivamente, diseñaron e implementaron una idea de negocio con la que, a partir del aprovechamiento del pañal desperdiciado, han creado alrededor de 20 productos industriales que se comercializan a nivel internacional y que han impactado a sectores como el petrolero, el químico, el agro, el biológico, el de control de inundaciones, perforación minera, entre otros.

“Nosotros vimos una deficiencia en el aprovechamiento de estos materiales que se iban a relleno o que a veces eran vendidos en países de escasos recursos. Estos pañales están compuestos por tres materias primas a las que les podíamos sacar provecho”, explica Juan David, uno de los propietarios de Soluciones Integrales de Procesos Ecológicos, establecida en la Zona Franca de Villa Rica, Cauca.

Le puede interesar: Conozca al egresado javeriano que trabaja como docente-investigador en universidad de Suecia.

Al usar una tonelada de pañal ahorramos 15 árboles talados. Es decir, en nuestros años de operación hemos ahorrado entre 15 mil y 16 mil árboles.

Entre tanto, Andrés narra que el primer paso fue diseñar una propuesta de protección de marca para brindarles a las pañaleras la seguridad de que el material sería utilizado de forma responsable sin que esto afectara su imagen.

Acto seguido, a partir de madera, PVC y motores reciclados inventaron un equipo que cumpliera con las condiciones exigidas por las empresas y con el que pudieran extraer la materia prima, prepararla de manera adecuada y usarla en un 100%.

Lo que empezó siendo una preparación manual y artesanal, hoy por hoy es todo un proceso industrial a través de una máquina que está ad portas de ser patentada; un logro alcanzado gracias a la aplicación de los conocimientos en química, física y termodinámica que obtuvieron durante sus años de formación.

“Nos dimos cuenta que con el proceso que inventamos mejoramos la productividad frente a lo que veníamos haciendo manualmente. Antes recibíamos dos toneladas de pañales, pero solo podíamos procesar 300 kilogramos. Teníamos un problema de eficiencia que pudimos solucionar”, agrega Juan.

Siete años después, estos ingenieros industriales de indistintas generaciones lograron crear un sistema de desintegración de productos para obtener materia prima y crear productos nuevos; un sistema que está disponible para desarrollarse en diversos países que han mostrado su interés en este proceso.

Sin lugar a dudas, su creación estrella es Pi-Pets, un absorbente de orina de mascotas que neutraliza y encapsula los olores, dejando un aroma a eucalipto. Este producto ha sido tan exitoso que ya está disponible en la plataforma de Amazon y es vendido a nivel internacional.

Pero ahí no acaba esta historia. Aunque el plástico fue su mayor reto, finalmente pudieron crear un absorbente de hidrocarburos. “A prueba y error terminamos haciendo barreras que recogen los derrames de petróleo, todo con material reciclado. Ese es nuestro mayor avance y aprovechamiento de una materia que se nos estaba acumulando”, explica Andrés. El javeriano hace referencia a ADS-Oil, un invento que no es de consumo masivo, sino que se distribuye a otras empresas de manera directa.

Una tonelada de pañal aprovechada proporciona oxígeno a 14.5 personas al día durante toda su vida. En ese sentido, Andrés y Juan David han generado oxígeno para unas 14800 personas por día durante su vida.

Para conocer más de este emprendimiento, te invitamos a escuchar la entrevista completa en Javeriana Estéreo Cali. Haz clic aquí.

Egresados Innovación Sostenibilidad

Noticias

Nuestros estudiantes y profesores protagonizan hechos que merecen ser contados. ¡Conoce sus historias!